Las discomovidas asaltan los escenarios de las fiestas con la crisis

12 Agosto 2012 -Javier Hernando, Norte de Castilla

Los ayuntamientos se frotan las manos por el ahorro que supone su contratación

La crisis golpea a todos los sectores y no ajenas a la recesión económica, las orquestas, que años atrás copaban todas las jornadas del calendario festivo de los pueblos y barrios de Valladolid, son irremediablemente una de las principales actividades que los ayuntamientos se han visto obligados a prescindir, al menos en parte, de los programas de fiestas. Con una mejor acogida entre el público que las orquestas, los ayuntamientos se frotan las manos por el ahorro que supone su contratación. Pero como la música no puede faltar en toda celebración local que se precie, las discomovidas asumen el papel de rescate al que se acogen las agujereadas arcas municipales. Para las discomovidas parece que la depresión no ha hecho mella en su estabilidad, todo lo contrario, ya que están acorde con la música que ofrecen.

Actualmente, en el mes de agosto una de las primeras orquestas del escalafón puede llegar a cobrar una media de unos 20.000 euros por actuación, aunque su caché sigue cayendo, mientras que por ejemplo una de las últimas discomovidas en salir al mercado, ‘Discoenjoy’, de Torrelobatón, ofrece sus 10.000 vatios de luz y sonido por un precio que oscila entre los 450 y 600 euros, o sea un chollo para los ayuntamientos.

Javier Hernando, Norte de Castilla

Comments are closed.